“No importa cuánto das, sino cuánto amor le pones cuando das”
(Madre Teresa de Calcuta)